Carlos A. De Gracia Núñez

Carlos A. De Gracia Núñez

Ingeniero Industrial. Socio-Fundador y Gerente Técnico de Suprema Qualitas, S.R.L. Con más de 15 años de experiencia. Profesor de maestría en el Instituto Tecnológico de Costa Rica. Consultor-Instructor. Auditor Líder ISO 9001, ISO 14001, OHSAS 18001. Auditor de Sistemas Integrados ISO 19011. Miembro de ASQ, INTECO, CFIA, INLAC, CTN 176 e INTE CTN 207 Comité Central – Costa Rica. Es uno de los primeros consultores en lograr la certificación de un sistema de Gestión Integrado en el área centroamericana. En República Dominicana ha participado en varios proyectos de Consultoría y Auditoría. Responsable de la implementación de un Sistema de Gestión de la Calidad ISO 9001 en empresas del sector manufactura, servicio y gubernamental.

En un mundo cada vez más globalizado, la normalización se ha convertido en un instrumento de transferencia de tecnologías e intercambio de experiencia de las mejores prácticas organizacionales.

Conocedoras de dichos beneficios, las empresas recurren cada vez más a las normas de sistemas de gestión con el propósito de aprovecharse de sus bondades. En muchos casos, mas que una certificación, el propósito es mejorar las operaciones y alinearlas con su estrategia de negocio.

Muchas empresas cuentan con sistemas que incluyen más de una norma de sistemas de gestión, que van desde la gestión de la calidad hasta la gestión de la eficiencia energética. Por ello, es claro que se requiere de modelos de gestión que faciliten el tratamiento de los elementos comunes de un sistema, pero al mismo tiempo permitan mantener un enfoque puntual hacia aquellos temas específicos.

En el año 2012, la ISO creo una guía como base para establecer las futuras normas de sistemas de gestión. Eso significa que la estructura que hoy conocemos de normas como ISO 9001 e ISO 14001, va a ser diferente para la próxima versión de ambas normas en el año 2015. La estructura permite que los temas comunes puedan ser más fácilmente integrados. 

AUDITORÍAS QUE AGREGAN VALOR. UN ENFOQUE HACIA LOS RESULTADOS QUE RESULTAN ÚTILES A LA ORGANIZACIÓN. - 3.5 out of 5 based on 2 votes

Las organizaciones que han implementado sistemas de gestión han introducido dentro de sus prácticas organizacionales una de las herramientas más valiosas para asegurar el mantenimiento y el mejoramiento de la calidad en una organización: la auditoría. En 18 años, me ha tocado ver como la auditoría no es solo un requisito a cumplir, todo lo contrario, aunque desapercibida, es un proceso que ayuda a que los miembros de una organización terminen de entender su sistema de calidad e inicien acciones para el mantenimiento y mejora del sistema. Sin embargo, también tendría que decir que en muchas organizaciones las buenas prácticas y el entusiasmo que se puso en las primeras auditorías, se perdió con el tiempo. Al final, en muchas otras organizaciones se perdió el propósito de auditar y se terminó manteniendo un procedimiento que no le aporta valor a la organización.

Este artículo trata de ayudar a las organizaciones a explorar el documento del Grupo de Auditoría del IAF e ISO sobre el tema de valor agregado en la auditoría.

LA NORMA ISO 19011 VERSIÓN 2011. QUÉ TRAE DE NUEVO? - 3.6 out of 5 based on 28 votes

El pasado mes de noviembre quedó aprobada la segunda versión de la norma ISO 19011, documento que sirve de guía para la planificación y realización de auditorías a los sistemas de gestión. La versión anterior del documento era del año 2002, cuando en aquel entonces la norma pasó a integrar en un mismo documento: las normas ISO 10011-1, -2, -3 y las normas ISO 14010, 14011, 14012; siendo uno de los primeros esfuerzos por preparar documentos que pudieran ser compatibles a más de un sistema de gestión.

La nueva norma viene renovada y ajustada para que pueda servir de guía a cualquier sistema de gestión. Además, incluye en sus anexos un compendio de técnicas y herramientas que estamos seguros va a contribuir a mejorar el valor agregado que aportan las auditorías a los sistemas y a las organizaciones.

Por: Ing. Carlos Alberto De Gracia Núñez
Presidente – QESS Inc. – Costa Rica - Panamá
Director Técnico – Suprema Qualitas – República Dominicana
Miembro del INTE CTN 176 e INTE CTN 207 Comité Central – Costa Rica
Education Chair – International Member Unit – American Society for Quality (Costa Rica)

Constantemente, te encuentras personas que te preguntan: ¿Me puedes sugerir un curso para formar mis auditores líderes, pero “acreditado”? ¿Quiero cursos “acreditados” de auditor interno, pero que sean “muy baratos”? ¿Mi certificadora está muy bien acreditada?... Vieras que certifica ISO 9001, ISO 14001, HACCP, OHSAS 18001, SA 8000 y si me invento la norma, también me la certifica.

A todo ello me preguntó: ¿Qué es la acreditación? …Realmente, todo lo que se dice de una acreditadota o certificadora es cierto… ¿Quién las controla?...

Por: Ing. Carlos Alberto De Gracia Núñez
Director Técnico – Suprema Qualitas – República Dominicana

Miembro del INTE CTN 176 e INTE CTN 207 Comité Central – Costa Rica

 

En los últimos 20 años ha habido un creciente desarrollo del comercio internacional. Esto tiene múltiples ventajas respecto de la disponibilidad de productos, pero también surge un problema: cómo hacerle saber qué requerimientos debe cumplir un producto para satisfacer las necesidades de su cliente si el productor es de otro lugar del mundo, puede que hable otro idioma y quizás tenga otras costumbres. Además si cada vez que hago un contrato con un productor tengo que ir a verificar su sistema productivo, los costos del comercio internacional se incrementarían demasiado.

Por: Ing. Carlos Alberto De Gracia Núñez
Presidente – QESS Inc. – Costa Rica - Panamá
Director Técnico – Suprema Qualitas – República Dominicana
Miembro del INTE CTN 176 e INTE CTN 207 Comité Central – Costa Rica
Senior Member – American Society for Quality (USA)

Muchas empresas después de haber conseguido la certificación de su sistema de gestión se plantean una interrogante. ¿Qué sigue después de la certificación?.

 

La principal razón a esta pregunta es no haber enfocado correctamente los objetivos del proceso de implementación del sistema de gestión. Haber olvidado que el sistema es el “medio” y que el verdadero propósito se encuentra en los objetivos de la empresa. Haber olvidado que el sistema debe ser un instrumento para la implementación de la estrategia de la empresa.

 

El aborigen y las 10 moralejas impúdicas. Una Fábula de ISO 9000 e ISO 14000. – Lecciones para las empresas que inician proyectos… - PRIMERA PARTE - - 4.0 out of 5 based on 1 vote

Por: Ing. Carlos Alberto De Gracia Núñez
Presidente – QESS Inc. – Costa Rica - Panamá
Director Técnico – Suprema Qualitas – República Dominicana
Miembro del INTE CTN 176 e INTE CTN 207 Comité Central – Costa Rica


La historia que les voy a narrar es parte de un documento anónimo que circuló entre auditores de importantes firmas de certificación a finales del 2002.

Para hacerlo más rico, hemos decidido hacerlo en varias partes. Esto nos permitirá cumplir con nuestro propósito, el cual no es solo la narración, sino explicar como evitar las “moralejas impúdicas” que son el tema en cuestión de la historia.

Al lector le solicitamos la mayor apertura para sacar provecho de las enseñanzas de la historia. De modo, que el mensaje se pueda llevar a la implementación de un sistema de gestión de la calidad o de gestión ambiental.

 

 

 Por: Ing. Carlos Alberto De Gracia Núñez

Presidente – QESS Inc. – Costa Rica - Panamá

Director Técnico – Suprema Qualitas – República Dominicana

Miembro del INTE CTN 176 e INTE CTN 207 Comité Central – Costa Rica

 

 

Text Box:  “ Yo creo que la diferencia entre una buena compañía y una “gran compañía” es que: Una buena compañía entrega excelentes productos y servicios; mientras que una “gran compañía” entrega excelentes productos y servicios y se esfuerza por hacer del mundo un lugar mejor ”. – William Clay Ford Jr.

 

Ya nos decía el señor Armand Feigenbaum que “el mercado es uno de los factores que tienen mayor influencia en la forma como se define CALIDAD”. Y es que en el mercado encontramos los clientes, los proveedores, los competidores y las partes interesadas, las cuales siempre nos han definido lo que entendemos por CALIDAD, así ha sido y siempre será.

Hasta hace unos pocos años, una organización podía sentirse contenta con entregar un producto que cumpla con las necesidades y expectativas de sus clientes. Esto bajo el entendido de que para el cliente CALIDAD era conformidad con el producto. Hoy eso esta cambiando de forma acelerada. Los clientes se encuentran muy preocupados no solo por el resultado, sino también por la forma como dicho resultado fue alcanzado (el producto). De este modo, cobra relevancia que para alcanzar un producto que cumpla las nuevas expectativas de seguridad, gestión ambiental, calidad y responsabilidad social corporativa, se requiere de una gestión integral en los procesos de la organización.