Las organizaciones que han implementado sistemas de gestión han introducido dentro de sus prácticas organizacionales una de las herramientas más valiosas para asegurar el mantenimiento y el mejoramiento de la calidad en una organización: la auditoría. En 18 años, me ha tocado ver como la auditoría no es solo un requisito a cumplir, todo lo contrario, aunque desapercibida, es un proceso que ayuda a que los miembros de una organización terminen de entender su sistema de calidad e inicien acciones para el mantenimiento y mejora del sistema. Sin embargo, también tendría que decir que en muchas organizaciones las buenas prácticas y el entusiasmo que se puso en las primeras auditorías, se perdió con el tiempo. Al final, en muchas otras organizaciones se perdió el propósito de auditar y se terminó manteniendo un procedimiento que no le aporta valor a la organización.

Este artículo trata de ayudar a las organizaciones a explorar el documento del Grupo de Auditoría del IAF e ISO sobre el tema de valor agregado en la auditoría.

Publicado en Gestión de la Calidad

El pasado mes de noviembre quedó aprobada la segunda versión de la norma ISO 19011, documento que sirve de guía para la planificación y realización de auditorías a los sistemas de gestión. La versión anterior del documento era del año 2002, cuando en aquel entonces la norma pasó a integrar en un mismo documento: las normas ISO 10011-1, -2, -3 y las normas ISO 14010, 14011, 14012; siendo uno de los primeros esfuerzos por preparar documentos que pudieran ser compatibles a más de un sistema de gestión.

La nueva norma viene renovada y ajustada para que pueda servir de guía a cualquier sistema de gestión. Además, incluye en sus anexos un compendio de técnicas y herramientas que estamos seguros va a contribuir a mejorar el valor agregado que aportan las auditorías a los sistemas y a las organizaciones.

Publicado en Gestión de la Calidad

ISO publicó el pasado 11 de Noviembre la nueva versión de la Guía de Auditoria ISO 19011, la cual se encuentra ahora en su versión 2011 y que pasó por un extenso proceso de revisión durante 5 años aproximadamente. Esta nueva versión de la norma presenta varios cambios, algunos de ellos significativos como por ejemplo: El enfoque de la guía para auditar cualquier tipo de Sistema de Gestión (No sólo calidad y ambiente), así como también la introducción de los conceptos de auditorias basadas en riesgos. También se agrega un nuevo principio de auditoría, La Confidencialidad, aumentando así a un total de 6 principios por el cual el Auditor debe de regirse.

Entre otros cambios que se destacan es la organización completa del capítulo 5 para darle un flujo que siga el concepto de proceso, la introducción del concepto de auditoria a distancia, así como una revisión al capítulo 7, donde las competencias de un auditor se ha resumido de manera que pueda encajar a cualquier tipo de auditoria en Sistemas de Gestión, y no solo de Calidad y Ambiente.

Publicado en Últimas noticias