Hace varios años atrás, contar con un Sistema de Gestión ISO 9001, 14001, 15189, etc. certificado o acreditado (según sea el caso) era una ventaja competitiva para las pocas empresas que contaban con ese reconocimiento, pues en ese momento eran las únicas en tenerlo.

Cuando sale una normativa por primera vez es normal que ocurra que las implementaciones y certificaciones se concentren en unas pocas empresas que por lo general ya son líderes en su industria. Esto tiene varias razones. Algunas de ellas son las siguientes:

  • El costo de la implementación, así como de la certificación, es muy alto ya que las personas competentes en el tema son muy pocas. A medida que otras personas se van formando empiezan a ofrecer servicios de asesoría y auditoría por lo que empiezan a bajar los costos y se hace más asequible para las empresas contratar esos servicios.
  • No saben que beneficios podría traerles la implementación del sistema. También, algunas podrían no necesitarlo en el momento ya que no existe presión por parte de sus clientes ni del mercado. En pocas palabras, tienen una visión a corto plazo. Tan pronto el mercado empieza a exigir la adopción de normas ISO estas empresas empiezan a correr para obtener su certificación de la noche a la mañana.
  • También podría ser una combinación de ambas. Por ejemplo, la organización puede haber evaluado que el beneficio vs el esfuerzo de implementar el sistema no sea suficiente para justificar la inversión en el presente, sin embargo lo establecen dentro de su plan estratégico para los próximos años, ya que en esa misma evaluación se dieron cuenta que en un futuro podría ser un requisito indispensable para poder entrar a otros mercados o permanecer en los que ya están.

ISO ya comenzó con la revisión de la norma ISO 14001 y se espera que la nueva versión sea aprobada en el 2015. Como parte del proceso de revisión se creó una encuesta para que todo aquel que haya trabajado con la norma, o esté de alguna forma relacionado con ella, pueda dar sus retroalimentaciones sobre los temas que se están discutiendo con el fin de mejorar el estándar.

La encuesta está en varios idiomas (incluyendo el español) y no tarda más de 20 minutos en completarla.

Definitivamente recomiendo que todo aquel que esté usando la ISO 14001 complete esta encuesta para que en el mañana podamos tener todavía una mejor normativa. El 30 de Abril es la fecha límite para llenarla.

Acá el enlace:

http://www.iso.org/iso/home/standards/14001survey2013.htm

Desde hace un tiempo hacia acá he notado como el tema de la innovación ha ido tomando fuerza a tal punto que se ha convertido en un tema esencial para muchas conferencias y congresos a nivel mundial y en las principales revistas de gestión empresarial es un tópico que se está tratando mes tras mes. De hecho, recientemente la revista Quality Progress, de la Sociedad Americana para la Calidad, incluyó una columna dedicada solo al tema de innovación, y en los últimos números de la revista Harvard Business Review los temas centrales han sido, igualmente, sobre innovación.

Pero también empiezo a escuchar muchas empresas decir con más frecuencia que tienen un "producto innovador" o la palabra favorita de Apple: "Revolucionario". Algunas dicen que su equipo de trabajo está compuesto por personas "innovadoras" y hasta hay aquellas que dicen que uno de sus valores es la "innovación" (como si la innovación fuera un valor).

Y a todo esto empecé a preguntarme, ¿Se está convirtiendo la innovación en el nuevo sabor del mes? ¿En un término elegante para mercadear productos? ¿O es una realidad?

CURSOS QUE GENERAN RESULTADOS: TIPS PARA CONTRATAR SERVICIOS DE CAPACITACIÓN - 5.0 out of 5 based on 1 vote

En los años de experiencia que tenemos en Suprema Qualitas como proveedores de servicios de capacitación, nos hemos dado cuenta como algunas organizaciones solicitan un entrenamiento (por lo general a través de su departamento de RRHH) que no es el que en realidad necesitan para lograr sus objetivos. Son varias las razones por la que esto puede ocurrir, pero algunas que podemos mencionar son las siguientes:

  • La organización busca los entrenamientos que están de moda (ISO 9001, Six Sigma, Lean Manufacturing, Liderazgo, etc), esperando transformar su organización con sólo enviar participantes a uno de estos cursos. En otras palabras, no tienen objetivos ni estrategias claras para lograr los resultados que quieren lograr.
  • Existe una comunicación deficiente entre Recursos Humanos y el departamento solicitante, donde RRHH se limita a contratar el curso sin primero entender cuáles son las necesidades reales que tiene el área requirente y que resultado espera obtener con el entrenamiento.
  • La organización no compara el temario y los objetivos del curso con los objetivos que quieren lograr y sólo se fijan que la capacitación tiene el mismo nombre de lo que están buscando. En otras palabras, la organización no se entera de que trata el curso.
  • Los entrenamientos se ven como un fin y no un medio para lograr resultados. Objetivos mal definidos como "Aumentar el número de capacitaciones por año" hacen que la organización se enfoque en buscar cursos y no beneficios.