Gestión de la Calidad

Gestión de la Calidad (33)

En Agosto del año pasado publiqué un artículo con la cantidad de certificaciones emitidas por la American Society for Quality (ASQ) en Rep. Dominicana. Este año decidí investigar nuevamente el número para saber el estado respecto al 2012. Es interesante notar que la cantidad total de certificaciones (no de personas certificadas, ya que una persona puede tener más de una certificación) es de 40 vs 39 en el 2012 para un incremento de UNO!!.

Existen 4 certificaciones del Certified Quality Engineer (CQE) emitidas vs 6 el año pasado. Esto quiere decir que hay algunas personas que no han renovado sus certificaciones. (Las certificaciones de ASQ, a excepción de algunas, deben renovarse cada tres años presentando evidencia de educación y experiencia en el área). Pero también podemos notar que a diferencia del 2012, ahora tenemos dos personas certificadas en CMQ/OE y 3 personas como Certified Six Sigma Black Belt en vez de 1, lo que significa una buena noticia ya que estas son unas de las certificaciones mas avanzadas de ASQ.

Les recuerdo que ASQ es la organización más grande de profesionales de la calidad y que cuenta con programas de certificación reconocidos internacionalmente. Actualmente ASQ tiene 17 esquemas de certificación de personas y mantiene un acuerdo con la Sociedad de Ingenieros de Manufactura (SME) para ofrecer conjuntamente los programas de certificación de Lean Gold, Lean Silver y Lean Bronze, los cuales son los esquemas de certificación Lean más reconocidos. Este acuerdo se conoce como: "SME/AME/Shingo Prize/ASQ Partnership". 

Esquema de Certificación Número de Certificaciones en Rep. Dominicana
Certified Quality Auditor (CQA) 18
Certified Quality Engineer (CQE) 4
Certified Quality Improvement Associate (CQIA) 4
Certified Calibration Technician (CCT) 3
Certified Six Sigma Green Belt (CSSGB) 3
Certified Six Sigma Black Belt (CSSBB) 3
Certified Quality Technician (CQT) 2
Certified Manager of Quality (CMQ/OE) 2
Certified Reliability Engineer (CRE) 1
Total 40


Por último, reitero que si quieren optar por alguna certificación acudan siempre a un organismo de profesionales reconocido mundialmente, ya que estas son las que les agregará valor a su carrera. Por ejemplo para temas de Supply Chain - APICS, Calidad - ASQ, Proyectos - PMI y así sucesivamente.

Hace poco el comité ISO/TC 176 (el responsable de elaborar las normas de ISO 9000 y complementarias) envió a sus miembros el primer borrador de trabajo del estándar ISO 9001:2015 para ser revisado. Si bien este documento trae algunas novedades respecto a la versión 2008, es importante destacar que esta es una versión muy cruda y que es probable que algunas cosas cambien para cuando el borrador final sea aprobado y publicado como estándar internacional en el año 2015.

Hace varios años atrás, contar con un Sistema de Gestión ISO 9001, 14001, 15189, etc. certificado o acreditado (según sea el caso) era una ventaja competitiva para las pocas empresas que contaban con ese reconocimiento, pues en ese momento eran las únicas en tenerlo.

Cuando sale una normativa por primera vez es normal que ocurra que las implementaciones y certificaciones se concentren en unas pocas empresas que por lo general ya son líderes en su industria. Esto tiene varias razones. Algunas de ellas son las siguientes:

  • El costo de la implementación, así como de la certificación, es muy alto ya que las personas competentes en el tema son muy pocas. A medida que otras personas se van formando empiezan a ofrecer servicios de asesoría y auditoría por lo que empiezan a bajar los costos y se hace más asequible para las empresas contratar esos servicios.
  • No saben que beneficios podría traerles la implementación del sistema. También, algunas podrían no necesitarlo en el momento ya que no existe presión por parte de sus clientes ni del mercado. En pocas palabras, tienen una visión a corto plazo. Tan pronto el mercado empieza a exigir la adopción de normas ISO estas empresas empiezan a correr para obtener su certificación de la noche a la mañana.
  • También podría ser una combinación de ambas. Por ejemplo, la organización puede haber evaluado que el beneficio vs el esfuerzo de implementar el sistema no sea suficiente para justificar la inversión en el presente, sin embargo lo establecen dentro de su plan estratégico para los próximos años, ya que en esa misma evaluación se dieron cuenta que en un futuro podría ser un requisito indispensable para poder entrar a otros mercados o permanecer en los que ya están.

Desde hace un tiempo hacia acá he notado como el tema de la innovación ha ido tomando fuerza a tal punto que se ha convertido en un tema esencial para muchas conferencias y congresos a nivel mundial y en las principales revistas de gestión empresarial es un tópico que se está tratando mes tras mes. De hecho, recientemente la revista Quality Progress, de la Sociedad Americana para la Calidad, incluyó una columna dedicada solo al tema de innovación, y en los últimos números de la revista Harvard Business Review los temas centrales han sido, igualmente, sobre innovación.

Pero también empiezo a escuchar muchas empresas decir con más frecuencia que tienen un "producto innovador" o la palabra favorita de Apple: "Revolucionario". Algunas dicen que su equipo de trabajo está compuesto por personas "innovadoras" y hasta hay aquellas que dicen que uno de sus valores es la "innovación" (como si la innovación fuera un valor).

Y a todo esto empecé a preguntarme, ¿Se está convirtiendo la innovación en el nuevo sabor del mes? ¿En un término elegante para mercadear productos? ¿O es una realidad?