Jueves, 20 Agosto 2009 04:00

EN EL MUNDO DEL CIEGO, EL TUERTO ES EL REY. REFLEXIONES SOBRE MALAS PRÁCTICAS A LA HORA DE SELECCIONAR NUESTROS CERTIFICADORES Y CURSOS ACREDITADOS

Escrito por 
Valorar este artículo
(0 votos)

Por: Ing. Carlos Alberto De Gracia Núñez
Presidente – QESS Inc. – Costa Rica - Panamá
Director Técnico – Suprema Qualitas – República Dominicana
Miembro del INTE CTN 176 e INTE CTN 207 Comité Central – Costa Rica
Education Chair – International Member Unit – American Society for Quality (Costa Rica)

Constantemente, te encuentras personas que te preguntan: ¿Me puedes sugerir un curso para formar mis auditores líderes, pero “acreditado”? ¿Quiero cursos “acreditados” de auditor interno, pero que sean “muy baratos”? ¿Mi certificadora está muy bien acreditada?... Vieras que certifica ISO 9001, ISO 14001, HACCP, OHSAS 18001, SA 8000 y si me invento la norma, también me la certifica.

A todo ello me preguntó: ¿Qué es la acreditación? …Realmente, todo lo que se dice de una acreditadota o certificadora es cierto… ¿Quién las controla?...

Acreditación

Acreditado significa “aceptado públicamente como válido o creíble”. Mediante este proceso, los organismos certificadores se someten a los acreditadotes, para que estos manifiesten la competencia de los primeros para desarrollar una determinada actividad.

A un organismo certificador, el acreditador puede reconocer su capacidad para evaluar la conformidad de un sistema (auditoría de certificación/registro), una persona (competencia como asesor o auditor), una prueba o ensayo (método de laboratorio analítico, metrolígico, entre otros).

A nivel internacional los acreditadores se encuentran en lo más alto de las actividades de evaluación de la conformidad. Precisamente, los acreditadores son el punto de partida para darle valides a las actividades de certificación, por ende, a los certificados. Para fortalecer las actividades de acreditación, así como homologar procedimientos y facilitar el reconocimiento internacional de los certificados hace unos años se consolido el Acuerdo de Reconocimiento Multilateral (MRA). Dicho documento se firmó en 1998. Estos acreditadotes también cuentan con una organización que reúne los más importantes a nivel mundial.

Esta organización tiene muchísimo peso, al punto que desarrolla un trabajo estrecho en el tema de evaluación de la conformidad con la Internacional Organization for Standarization (ISO), a través de una participación activa en el CASCO (Comité de Evaluación de la Conformidad). Si una empresa quisiera asegurar el reconocimiento internacional de su certificado debe pedir a su certificadora que garantice la trazabilidad al IAF[1]. A modo, ello se hace cuando en el certificado aparece el “logo” de la acreditadora. Esto es sumamente importante, ya que pudiera estar pagando por una acreditación que no existe o no tiene reconocimiento internacional. En el web site de IAF, en la sección “members” se encuentra una lista de los suscriptores del MRA.

Igual cuidado, deben tener las empresas con los organismos de certificación. Por ejemplo, cada norma que un organismo certificador trabaje requiere de una acreditación independiente. Así, un organismo acreditado para ISO 9000 no necesariamente esta acreditado para ISO 14000. Usted debe consultar con la acreditadota antes de firmar un contrato. Así, si la acreditadora es RAB, usted puede verificar en www.rabnet.com. En esta página se indican los organismos acreditados, la norma acreditada y los alcances. Para un certificador no americano, busque la referencia en el website del IAF.

Usted no debe dejarse impresionar con el idioma o con oficinas en los Estados Unidos o en Europa. Busque información, usted debe hacer valer su dinero.

¿ Cómo seleccionar un organismo certificador ?[2]

 Cuando se este proceso de seleccionar un organismo certificador una organización debe considerar los siguientes aspectos.

El primer punto que se debe considerar es que una organización puede implementar un sistema de gestión de la calidad o de gestión ambiental con base en las normas ISO 9001 e ISO 14001 sin necesidad de buscar una certificación. La mejor razón para querer implementar las normas es la mejora de la eficiencia y la eficacia de las operaciones. La certificación del sistema de gestión no es un requisito de las normas ISO 9001 e ISO 14001.

La decisión de someter el sistema a una auditoria independiente para confirmar que éste es conforme con la ISO 9001 o ISO 14001 es una decisión que debe tomarse en el campo de los negocios: por ejemplo

- si es un requisito contractual (requerido por un contrato con el cliente) o regulatorio
- si es un requisito de mercado o esta relacionado con las preferencia de los clientes
- si cae dentro del contexto de un programa de empresa para la administración del riesgo
- o si usted piensa motivar su grupo gerencial estableciendo una meta clara para el desarrollo de su sistema de gestión. Los criterios a considerar deben incluir:

  • evaluar varios organismos de certificación,- tener en mente que lo barato podría ser más costoso, si las auditorías se realizan bajo normas muy bajas, o si el certificado no es reconocido por los clientes[3]
  • establecer si los organismos certificadores tienen auditores con experiencia en tu sector industrial. Usted esta en todo el derecho y obligación de pedir los curriculums (hojas de vida) de los auditores para asegurar que son gente competente.
  • tomando como referencia la publicación de la serie ISO 9000:2000, establecer si el organismo certificador ha integrado la evolución en el enfoque de las normas de conformidad hacia desempeño.

Otro punto a clarificar es si el organismo de acreditación ha sido o no acreditado y, por quién. La acreditación, en términos sencillos, significa que el organismo certificador ha sido aprobado oficialmente como competente para conducir una certificación en sectores específicos de negocios por un organismo acreditador[4]. En muchos países, la acreditación es una alternativa, no es obligatorio y el hecho que organismo certificador no este acreditado, por si mismo, no es repudiable a la organización.

Sin embargo, estos organismos deben ser CLAROS con las empresas, no ofrecer aquello que no tienen y mucho menos cobrar y publicitar de forma engañosa sus actividades. En otros casos, cuando se es transparente no es mal visto. Por ejemplo, un organismo certificador nacionalmente operando en un sector específico podría disfrutar de Buena reputación de modo que no sienta que existe una ventaja en lo costoso que podría ser estar acreditado. Pero la clave esta en la transparencia. En el web site de ISO www.iso.org se encuentra una base de datos con los certificadores que cuentan con reconocimiento internacional. Fíjese con mucho cuidado se dará cuenta que son muy pocos.

  • Los cursos de formación

Si en las actividades de certificación de sistemas se dan vicios, la capacitación también los tiene. Es común ver como se ofrecen cursos de auditor líder “NO ACREDITADOS” como si lo fueran. Bajo en ardid “curso bajo los criterios del IATCA”, o “curso bajo los lineamientos del IRCA”, se dan muchos abusos en el mercado. Las empresas y las personas que desconocen estos temas son las víctimas. El Curso de FORMACIÓN DE AUDITORES LIDER ACREDITADO esta avalado y CONTROLADO por una agencia acreditadora. Este es el caso del IRCA, RAB y otras[5]. Pero no solo el curso esta acreditado, también debe estarlo el instructor del curso. En este sentido hay que tener mucho cuidado ya que se realizan inversiones cuantiosas que no le dan al cliente ni el mejor conocimiento ni el respaldo de su certificado a nivel internacional.

Las empresas deben exigir a las casas que brindan cursos los certificados que la acrediten para dichos fines. Otro cosa que debe ser un punto de atención, es como un curso se va a ofrecer a menor costo que en los países donde se operan de forma regular. Más que sentirse que se saco la lotería, debería de preocuparse, su curso es candidato a no contar con una acreditación.

En el tema de capacitación, tenga presente que lo más importante es asegurar que su personal o usted adquiera la mayor competencia en los temas de gestión. Hay muchos cursos que son excelentes, pero no acreditados. No es un requisito la acreditación. Pero, el punto vuelve a ser la poca transparencia e información que se suministra a los clientes. Usted no debe pagar por un curso no acreditado como si lo fuera.

 

En resumen, el Sr. Oliver Smoot (Presidente de ISO 2003-2004) planteó la necesidad de mayor transparencia en las actividades de evaluación de la conformidad. Este tema es responsabilidad de todos, pero hay quienes buscan el beneficio personal aún no brindado la mejor información a los usuarios de estos servicios. La próxima vez que vea a una certificadora, no sienta que ve al enemigo, pero investigue, esta en su derecho. Usted debe tener información para tomar decisiones correctas, recuerde: “que en el mundo del ciego, el tuerto es el rey”.


[1] NOTA: Consulte su acreditadota en www.iaf.nu

[2] Traducción libre de los documentos introductorios a los sistemas de gestión de la calidad elaborados por Internacional Organization for Standarization (ISO). www.iso.org

[3] En Latinoamérica hemos observado con mucha preocupación como operan organismos certificadores sin acreditación o reconocidos por acreditadotas que ellos mismos constituyen. Con ello, estos organismos engañan a sus clientes y lucran con las actividades de evaluación de la conformidad. Esta práctica es común entre certificadores y capacitadores.

[4] Los organismos certificadores se acreditan por sectores específicos, un organismo no puede certificar en un sector industrial al menos que este reconocido para ello. Por ejemplo, una empresa del sector minero, pondrá en duda su certificación, si su organismo certificador no esta acreditado para emitir certificaciones en este sector industrial.

[5] Que en la página del IATCA aparezca el nombre de la acreditadota del curso no asegura su reconocimiento, ya que IATCA es un organismo que define lineamientos. NO ES UN ORGANISMO ACREDITADOR.

Leído 7726 veces Modificado por última vez el Domingo, 06 Julio 2014 00:02
Carlos A. De Gracia Núñez

Ingeniero Industrial. Socio-Fundador y Gerente Técnico de Suprema Qualitas, S.R.L. Con más de 15 años de experiencia. Profesor de maestría en el Instituto Tecnológico de Costa Rica. Consultor-Instructor. Auditor Líder ISO 9001, ISO 14001, OHSAS 18001. Auditor de Sistemas Integrados ISO 19011. Miembro de ASQ, INTECO, CFIA, INLAC, CTN 176 e INTE CTN 207 Comité Central – Costa Rica. Es uno de los primeros consultores en lograr la certificación de un sistema de Gestión Integrado en el área centroamericana. En República Dominicana ha participado en varios proyectos de Consultoría y Auditoría. Responsable de la implementación de un Sistema de Gestión de la Calidad ISO 9001 en empresas del sector manufactura, servicio y gubernamental.